Lunes, 27 Noviembre 2017 02:01

¿Es Google Classroom un buen sustituto de Moodle?

La semana pasada alguien me hacía esta pregunta en twitter. Mi respuesta es clara y contundente: no!

Contestada la pregunta del título, hay que explicar que ya hace más de un año que he dejado de utilizar Moodle y sólo trabajo con Classroom y el resto de aplicaciones de lo que ahora se llama G Suite for education, que antes se llamaba Google apps for education (Calendarios, Formularios, Sites …).

Esto puede parecer contradictorio, pero en el artículo intentaré explicar que no lo es tanto.

 

Classroom se creó inicialmente para facilitar la vida a los profesores y los alumnos cuando se comparten documentos. Compartir documentos con una persona es muy fácil y ágil pero, compartir documentos con 30 (ó 60 o más) tenía más dificultades. Si no se utilizaban complementos de terceros (tipo Octopus), sólo quedaban dos opciones: o bien se gestionaban un montón de correos con documentos compartidos y se organizaban muy bien, o bien se creaba un estructura de carpetas compartidas al inicio de curso y se miraban los documentos de allí sin compartirlos uno por uno. En ambos casos, mucho trabajo y una necesidad muy grande de organización.

Classroom no pretendía ser un entorno vitual de aprendizaje, que es lo que sí es Moodle. Sólo quería ayudar a poner orden en este desbarajuste. Y, la verdad sea dicha, lo ha conseguido muy y muy bien. Cuando un profesor quiere ver archivos de alumnos, ya no les pide que los compartan. Cuelga un tarea en Classroom, los alumnos adjuntan el documento de Drive y Classroom se encarga de todos los permisos y comparticiones.

 

Mientras el alumno no lo ha entregado, tiene acceso. Cuando lo entrega, el alumno ya sólo tiene permiso de visualización. Entonces, el profesor tiene de edición y puede hacer comentarios y anotaciones. Tras el retorno del profesor, el alumno marca como no entregado, puede hacer mejoras en el documento y puede volverlo a entregar.

De esta manera, se tiene la potencia de los documentos compartidos sin el lío de compartir muchos documentos arriba y abajo.

¿Cómo ha evolucionado Classroom?

Como era de esperar, Classroom no se ha quedado sólo en la compartación de documentos. Poco a poco, Google ha ido añadiendo funcionalidades. Y más que vendrán. Ahora ya se pueden hacer encuestas, añadir etiquetas para filtrar lo que se cuelga, conectarlo con los formularios para emular los cuestionarios tipo test, relacionarlo con un calendario para que los alumnos vean las tareas pendientes, exportar todas las notas que hemos puesto a un alumno…

Sin embargo, a pesar de que comience a tender a él, para mí todavía no es un Entorno virtual de aprendizaje tal y como la entendemos con Moodle.

¿Se puede tener Moodle y Classroom?

Claro que sí, conozco muchos centros que lo hacen. Cuando los alumnos deben entregar documentos “vivos”, que el profesor comentará y los alumnos mejorarán, utilizan Classroom. Cuando tienen que hacer el resto de tareas (Cuestionarios, Talleres …) utilizan Moodle.

El único inconveniente es que los alumnos utilizan dos plataformas. Aunque, es cierto, lo podemos disimular. Podemos centrarlo todo en el Moodle y colgar allí enlaces a las tareas de Classroom. Así el alumno sólo tiene que mirar en un sitio. Pero deberemos configurar Moodle correctamente y permitir que los alumnos se identifiquen en Moodle con el usuario de Google.

¿Porque no utilizo Moodle?

El año pasado cambié de centro y fui a un centro de nueva creación. Como empezábamos de cero, era buen momento para hacer una sola apuesta. Y elegí Classroom. Eso sí, con todos los servicios de lo que ahora se llama G Suite. Lo que no tiene Classroom y que en Moodle me era muy útil, lo suplo con otras herramientas de Google. Los Cuestionarios los hago con formularios de Google, las páginas web de información las hago con Google sites …

Así los alumnos sólo utilizan un entorno.

Además, para mí Google Classroom tiene un par de características que hacen que me guste más como plataforma principal:

  • El aspecto. Aunque Moodle está mejorando, el aspecto de Classroom es mucho más amigable y conocido por los alumnos.
    screenshot-2016-10-06-at-20-29-01
  • La ordenación. Classroom funciona como twitter y como facebook. Los “posts” salen cronológicamente y no están pensados para aprovecharlo para otro curso (aunque existe la opción de importar un post concreto de otro curso). Es mucho más “directo”. En las carpetas de Drive tengo preparado todo lo que quiero colgarles, pero lo cuelgo en el momento exacto. Sin orden de temas ni similar. Sólo orden cronológico. Así que si sale una noticia del tema, la cuelgo. Y si encuentro un buen enlace, también. Y si es algún alumno que los encuentra, también lo puede colgar él. El curso que viene, seguro que colgaré algunos materiales que ya he colgado este curso, pero quizás en otro orden, tal vez añadiré o quitaré, quizás los alumnos colgarán otros recursos …

screenshot-2016-10-06-at-20-29-36

Conclusión

Total, que si un centro ya funciona con Moodle y los profesores saben utilizarlo y aprovechan los recursos que ofrece, no tiene mucho sentido abandonarlo por Google Classroom.

 

Ahora bien, si un centro está utilizando aplicaciones de G Suite y el Moodle sólo lo utiliza para colgar archivos a los alumnos y que éstos cuelguen también archivos a los profesores, quizás sí que es una buena opción eliminar la plataforma Moodle y centrar todos los esfuerzos en Google Classroom y el resto de aplicaciones de G Suite (Calendarios, Sites, Formularios …)

Ultima modificación Lunes, 27 Noviembre 2017 02:02